Tu educación como primera inversión

Tu educación como primera inversión

Seguramente ya tienes una meta trazada para tu vida, y es muy posible que ya sepas todo lo que necesitas para conseguirla. Habrás calculado presupuestos, contarás con modelos de referencia y ya trabajas en crear las bases materiales para tu salto. ¿Pero no se te olvida algo?, en efecto, ¿Dónde has dejado tu educación?

Alternativas para tu formación

Poseer un título universitario siempre será de gran valía, pero esto no implica que para que seamos exitosos tengamos que ser precisamente universitarios. Así pues, muchas personas exitosas jamás han pisado un salón universitario. Otros, también triunfadores, seleccionaron la carrera equivocada y tuvieron que empezar desde cero. Pero eso sí, absolutamente todos, han necesitado formarse (de alguna manera) en su camino hacia el estrellato.  

Cuando hablamos de invertir en tu educación, no significa necesariamente invertir altas sumas de dinero en conferencias especializadas. Si lo pudieras hacer sería un plus, pero en su lugar, puedes invertir una parte de tu más valioso recurso: tu tiempo. Utilizar tus ratos libres y, ya sea desde tu hogar o tu oficina, formarte en los conocimientos necesarios de manera autodidacta.

Para quienes disfrutan de Internet existen inmensas alternativas de formación. Contarán con la posibilidad de nutrir sus conocimientos por medio de blogs especializados, apoyarse en literatura digital, tutoriales o canales de YouTube, que le servirán de gran ayuda.

Por otra parte, aquellos que estén dispuestos a hacer una mínima inversión material, deberían contemplar la alternativa de comprar libros. Leer varios libros permite aprender a través de diferentes puntos de vistas. Una retroalimentación de criterios de muchísimo valor.

¿Por qué invertir en tu educación?

Nuestras posibilidades de triunfo siempre serán directamente proporcionales a nuestra educación. Mientras más preparado estemos para asumir retos, más posibilidades tendremos de superarlos. Pero si no te queda claro, comparto contigo algunas de las razones por las que debería invertir en tu educación.

1.    Bienestar personal

El primer motivo que hace que nuestra preparación siempre sea una inversión importante, es sin dudas el bienestar que ésta nos proporciona. Nuestro nivel de conocimiento funciona como un arma poderosa para levantar nuestra autoestima. Por tanto, poseer conocimientos nos proporciona satisfacción personal y con ello levanta nuestro ego.

2.    Mejor interacción con el medio

No importa en cuál medio nos desenvolvamos, si estamos bien preparados en dicho perfil podremos interactuar fácilmente con nuestro entorno, para así ponerlo a trabajar a nuestro favor. Por otra parte, la toma de decisiones será una tarea sencilla y certera a la vez.

3.    Mayor poder adquisitivo

Cada vez que aprendes algo nuevo, abres tu abanico de oportunidades al emprendimiento. Además, mientras más preparado estés intelectualmente, se te hará más fácil aspirar y ocupar mejores puestos. Es decir, tu expectativa de poder adquisitivo aumenta considerablemente.

4.    Mejor futuro

Si unes las tres razones anteriores en un solo paquete, notarás que tu futuro se pinta prometedor. En efecto, a través de tu educación tienes grandes posibilidades de dar un vuelco positivo a tu futuro. Además, tu educación será parte de toda tu vida y podrías compartir lo aprendido con otros, o hacer de tu experiencia otro estilo de negocio (escribir un libro, conferencias magistrales, etc.).

En fin, para educarte solo necesitarás deseo y perseverancia, porque las alternativas de estudios son múltiples y las razones para hacerlo son muchísimas.

 

Suscríbete para recibir los últimos artículos.

También te puede gustar

Post

¿Cómo controlar el temor al rechazo?

Post

¿Estás contento con tu vida?

Post

¿Por qué debes salir de tu zona de confort?

Post

La autoconfianza, nuestro motor impulsor

Post

El poder de la autodisciplina

Post

El tiempo es tu activo más valioso - necesitamos administrar y organizar el tiempo

0 Comentarios

Deja un comentario